Se están utilizando recursos de información web para identificar oportunidades de uso e identificar dónde se pueden formar asociaciones especiales con el cerebro con técnicas de neuromarketing .  Como se dice en el artículo, muchos compradores ya han tomado la desición de compra antes de ir al establecimiento físico, desafortunadamente, los conocimientos que tienen los mercadólogos en el ámbito de los algoritmos de búsqueda son pocos,  incluso cuando tienen conocimientos básicos, pueden pasar por alto la información que se genera con el comportamiento del cerebro humano y la relación que tienen con las neurociencias y los algorítmos en los motores de búsqueda.

Las experiencias de las personas  pueden afectar su motivación para usar la Web, su habilidad para utilizar adecuadamente los recursos para sus intereses personales, así como su exposición a la información beneficiosa para mejorar sus resultados. Estos recursos son a menudo el resultado del sesgo de búsqueda,  así como la influencia de las técnicas de optimización de motores de búsqueda (SEO) lo que da prioridad a los recursos de los populares dominios o aquellos que son tratados como relevantes para la población promedio.

Dado a que se está transformando y re inventando el comportamiento de compra, existen muchos beneficios que el internet proporciona los consumidores, entre ellos está el realizar búsquedas más adecuadas, hacer lo que las personas necesitan y  reducir costos sobre ofertas alternativas o servicios. Es por ello que el internet pone a disposición del consumidor un conjunto de herramientas que facilitan los procesos de selección y comparación de productos.

Las herramientas tecnológicas han evolucionado de forma exponencial en países donde las conexiones de internet ya tienen la red 5G, sin embargo, nos estamos enfrentando a resultados que son predictivos por medio de algoritmos que han sido programados por un conjunto de personas de forma cuantitativa y no cualitativa. Ante este supuesto, el estudio del comportamiento de las ondas cerebrales en el cerebro es imprescindible para entender el comportamiento humano, tanto en los motores de búsqueda como en las redes sociales.

El uso de internet ha incrementado muy rápido desde el 1996 a la fecha, esto hace que existan nuevas necesidades en los comportamientos de búsqueda y que las empresas y mercadólogos necesitan nuevas herramientas que determinen la manera en que los consumidores están actuando entendiendo los perfiles del internauta, así como los hábitos de conexión y las actividades que llevan en línea, un claro ejemplo es el que se plantea en el artículo en cuanto a el uso de reconocimiento de comandos por voz en dispositivos ECHO con Alexa

Ante cifras dictadas por la AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet México) alcanza un 71% de penetración entre la población de personas mayores a seis años dando como resultado al año 2018 un aumento de hasta 82.7 puntos porcentuales, esto nos da un panorama más claro sobre los comportamiento de compra digital y la manera en que el comercio electrónico está cada día evolucionando con más fuerza.