Introducción

En este reporte se explicará el comportamiento del individuo a través de la influencia de un contexto sociocultural (ancestros) que se producen en distintas culturas y sociedades dando forma a la manera de ser de cada uno, donde se explicará el inconsciente colectivo, el arquetipo, anima y la influencia de la madre en el individuo.

El inconsciente colectivo para Freud, es un grupo de contenidos olvidados y reprimidos, esto es exclusivamente personal, de aquí surge otro, el cual no se origina en la experiencia ni en la adquisición personal, sino que es propio y se le llama inconsciente colectivo. Se le denomina colectivo porque no es personal, sino universal, ya que los contenidos y comportamientos son iguales en todas partes y en todos los seres humanos, a estos se les denomina arquetipos.

Los arquetipos se expresan mediante una serie de experiencias y recuerdos de los antepasados, es decir, cada persona desarrolla una conducta de acuerdo con la forma de procesar sensaciones, percepciones e imágenes, la influencia contextual de su ascendencia se acumula en el inconsciente de las personas y determinan una gran parte del desarrollo psíquico. 

Carl Jung menciona que el mito y la leyenda son ejemplo de símbolos del íntimo e inconsciente drama del alma que están en todas las culturas.

La religión, a su vez es captada mediante imágenes de cierto simbolismo del credo y del ritual, estas imágenes son expresadas como protección contra la vida para el alma, asimismo, son aceptadas por los individuos y en algunas ocasiones nunca pregunta que podría significar, cuando se pone en busca del significado, se dan cuenta que son inutilidades creadas por el hombre; de cierto modo es así como va perdiendo fuerza la iglesia.

En redes sociales el inconsciente colectivo se vuelve factor clave para el mkt digital

Para trascender al inconsciente personal, la persona debe aceptarse, pero quiere esconder lo que realmente es y el espejo y el agua quienes muestran el verdadero rostro; es importante conocerse a sí mismo.

“Los arquetipos son complejos de vivencias, que aparecen fatalmente, o sea que fatalmente comienza su acción en nuestra vida personal” (Jung, 1970)

Desarrollo

Anima quiere decir alma y es lo viviente que hace vivo al hombre y causante de vida por sí mismo, por lo tanto, el autor menciona como hipótesis que el alma es la que provee las imágenes y la formas, permitiendo el conocimiento de objetos.

La imagen de los padres se forma en la conciencia del hijo entre el primer y cuarto año de vida, como se explicaba en la lectura pasada, Freud explica que en el ello o id  son los instintos, impulsos, todo lo heredado, esto antes de que sea influenciado por la educación, por eso, el niño vive en una realidad llena de fantasía, ya que el niño llega al mundo con una conciencia de lo heredado, se enfrenta ante estímulos con una disposición específica, “condiciona una selección y configuración peculiar de la apercepción, se puede comprobar que estas disposiciones son instintos y preformaciones heredadas”. (Jung, 1970)

Los arquetipos aparecen como mitos en la historia de las sociedades y ejerce cierta acción en la persona, en donde se vive un mundo de fantasía en los primeros años de vida, y es hasta donde la educación enseña que lo que se pensaba es incorrecto, por lo tanto, se cuestiona cierto tipo de acciones y provoca una gran desilusión del niño, provocando un cambio en la personalidad.

Uno de los arquetipos dados por Jung, es el ánima, que es la figura femenina que se encuentra presente en el inconsciente del hombre, haciéndolo sensible, susceptibles, celoso, vanidoso, etcétera; refleja las relaciones establecidas con los hombres y especialmente con las mujeres. Para el hijo este arquetipo está ligada al predominio de la madre y hace que tenga un lazo sentimental para toda la vida. Carl Jung menciona que el hombre que va madurando va librándose de la fascinación del anima representada mediante la madre (con excepciones de artistas y homosexuales, los cuales se identifican con el anima).

Para las mujeres el arquetipo es el animus, refiriéndose a lo masculino en el inconsciente de ellas.

Las experiencias surgen de la enseñanza que el padre transmite al hijo, como se mencionaba anteriormente, esto se va transmitiendo por medio de generación en generación. 

El arquetipo es en sí vació, es una posibilidad a priori de forma de representación, y estas no se heredan, sino las formas que responden a instintos. Los arquetipos no dependen sólo de la madre, sino también de otros factores.

El arquetipo de madre se le denomina complejo materno; la madre desarrolla un papel activo, causando ciertos elementos dependiendo si se trata de hijo o hija; en el hijo es la homosexualidad (se incorpora de forma inconsciente a la madre) y el donjuanismo “(se busca inconscientemente a la madre en todas las mujeres)”, por lo que la compañera/o juega un papel importante a la hora del desarrollo del individuo.

En el caso de la hija, tiene un complejo materno sin complicaciones, explica Jung que se genera un fortalecimiento de los instintos femeninos, causando un gran desarrollo por la madre.

En la identificación con la madre, la hija vive en dependencia de la madre y se niega a sí misma, llevando consigo una sombra. Por lo contrario, está la defensa contra la madre, llamado complejo materno negativo, una hija que quiere ser diferente a la mamá, que por lo general no tiene una idea de clara de su destino, es por eso que ser madre para ella no es algo esencial.

Conclusión     

Los seres humanos no se desarrollan de manera aislada al resto de la sociedad, sino que el contexto cultural influye en lo más íntimo, transmitiendo pensamientos y experiencias. Todos estos arquetipos se encuentran en el fondo del inconsciente colectivo, de este modo, regulan los contenidos y se comportan como instintos.

El contexto social permite analizar la cultura de la sociedad, visto como un método de investigación de mercado, como mercadólogos se debe ser capaz de determinar cuáles son las técnicas de marketing responsable e ideales en función a este contexto.

El marketing esta influenciado por el contexto social, este es el que marca las tendencias de la publicidad y los mercadólogos son los que deben tomar en consideración justo esos  instantes para crear un impacto en la sociedad, no dejando a un lado sus ideales y valores.

Es necesario que se replanteen las estrategias de marketing para obtener mensajes asertivos, basados en aspectos culturales y emocionales, buscando formar una identidad en el individuo.

Para crear una conexión con la conciencia del usuario, se necesita crear imágenes con formas de pensamiento que calmen la intranquilidad del corazón y la mente, cautivando la atención de estas.