Comportamiento del mexicano como consumidor

El 60 % de los consumidores mexicanos se tomaron como base para hacer un estudio de mercado dado a que no se identifica el comportamiento de la pirámide en el NSE.

A nivel de consumo,  es falso que las personas se basan solamente en el precio, ahora el modelo es más cualitativo. Los niveles A, B, y C+ son los mercados que se creen que representan al grueso de la población, por ello es importante estudiar a las familias que van de los 3mil pesos mensuales hasta los 14 mil mensuales.

Los satisfactores juegan un papel importante, se cree que la población que tiene ingresos menores a los 3mil pesos, corresponden a un factor para otro modelo de mercado.

Las personas que ganan mensualmente entre 14 mil pesos hasta 100mil pesos son consideradas clase media. La regla de oro de MKT para estos niveles es no ser condescendiente de pobreza, “este grueso de mercado no se sienten pobres”. Existen ciertos elementos que dictan el NSE, la información por ejemplo, es una herramienta muy importante para convertirse en un consumidor muy sofisticado; hubo un tiempo que el “pobretear” si funcionaba para generar una segmentación adecuada.

El asilamiento de la familia.

Hoy en día se han dado las condiciones para que las familias mexicanas de clase media se encuentren dentro de este fenómeno. El celular aún sigue siendo privado y esto hace que exista el llamado “Cineloneliness” (aquellas personas que se aíslan inmediatamente tienen el celular en la mano) se considera que el mercado femenino es un segmento importante para entender este fenómeno. “en un espacio público el celular es privado”.

Las fiestas y el comportamiento del mexicano.

Este 60% es considerado como un mercado altamente colectivista, las personas disfrutan en una parte de la fiesta, aunque por otro lado, también existe una preocupación en el pago de los servicios. Los barrios mexicanos generan un gran derrame económico, se participa colectivamente en las reuniones patronales que generan incluso, empleos y capital compartido, esto trae como consecuencia la construcción de la confianza en el tejido social.

La ley es un punto aislante socialmente hablando.

No es que estén fuera de la ley, sino que no se encarnan en la realidad de los grupos, ante este fenómeno se crean las propias leyes y estrategias.

Antropología urbana y de consumo del mexicano promedio.

¿Cuáles son las tendencias de consumo? Lo ideal es identificar esto antes de generar un estudio de mercado. Existe un sesgo ideológico que impide el estudio de la antropología para entender el segmento del 60%,. De la Riva hizo hace un par de años un ejercicio sobre el México “Emergente”, existe cierta irritación del mexicano promedio al ser considerado como el –luchón–, se enoja con ese estereotipo, hoy, el mexicano entiende, sugiere estrategias, las adapta a su realidad y exterioriza. Es reconocido por los logros y ya no por el esfuerzo. Estos logros aplican en todos los estratos sociales.

Los compensadores de carencias

Los teléfonos celulares se han vuelto un modelo para compensar la falta de información, viajes, bienes, etc. Las familias que ganan aproximadamente entre 5mil a 10 mil pesos están invirtiendo en tabletas, teléfonos, etc.; esto da la sensación de igualdad. La clase media es más compleja de lo que parece, la compensación ahora se da en los intangibles, el hacer una buena fiesta te pone en una mejor posición económica. El saber nuevos conocimientos y estudios hace que las personas se encuentren en un aposición más alta en la sociedad.

La representación típica mediática entre niveles altos y medios es cada día más estrecha, somos una cultura de resiliencia, hay practicidad en las situaciones complicadas como enfermedades, accidentes, etc. pero el núcleo social se desbarata cuando en una familia los gastos son altos y por un largo tiempo. Ej. Tener un familiar hospitalizado cuya salud requiere de tratamientos caros en muchos días. El sistema de ahorro se compensa con prácticas fuera de las tradicionales, se presta dinero a los amigos y familiares, se usan tandas, venta de mano a mano de artículos de valor, etc. Esas habilidades son puestas en práctica para los individuos que forman el grupo social